Uso de la realidad virtual Nirvana en el tratamiento del trastorno del espectro autista

Los trastornos del espectro autista representan una de las discapacidades del desarrollo más comunes. Alrededor del 1% de la población mundial está afectada por ASD, con una proporción de 4: 1 entre hombres y mujeres.

Los primeros síntomas aparecen entre los 12 y 14 meses de edad, caracterizados por problemas de interacción social y comunicación. Estos síntomas resultan en trastornos psiquiátricos como ansiedad y estado de ánimo, en déficits atencionales y motores.

Un interesante estudio realizado por el IRCCS Centro Neurolesi Bonino Pulejo en Messina muestra cómo el uso de la realidad virtual Nirvana combinada con la terapia cognitiva conductual (TCC), trae mejoras significativas en el paciente con TEA.

El estudio se realizó en un niño de 16 años con trastorno de TEA de nivel 3, con retraso en el desarrollo psicomotor, especialmente en habilidades de comunicación, lenguaje y atención.

Todo el programa de rehabilitación consistió en 48 sesiones: 24 TCC y 24 TCC más VR. El entrenamiento se realizó tres veces por semana, cada sesión duraba 40 minutos. El tiempo de latencia entre los dos entrenamientos diferentes fue de un mes.

Al final del tratamiento de rehabilitación, solo el enfoque combinado de TCC y VR proporcionó una mejora en los procesos de atención y las habilidades cognitivas espaciales, con una reducción significativa en los estereotipos ideomotores.

Los resultados alentadores recopilados con este informe del caso han llevado al equipo de Neurolesi a continuar con más investigaciones en esta área, por lo tanto, la recolección de datos está en curso en una muestra más grande de pacientes con TEA.

Con el sistema inmersivo Nirvana, el paciente puede interactuar directamente con el entorno virtual. Gracias a la estimulación multisensorial, experimenta una experiencia atractiva y, en consecuencia, estará más motivado y entusiasmado en llevar a cabo la terapia, logrando resultados óptimos en menos tiempo.

Haga clic aquí para leer el artículo